El lanzamiento reciente del Programa de Asistencia Directa al Comprador (HBA, por sus siglas en inglés), supone para Puerto Rico uno de los esfuerzos monumentales que ha puesto en marcha el Departamento de la Vivienda, para detener el incremento de residencias desocupadas tras el impacto de los huracanes Irma y María; y para movilizar el registro extenso de propiedades reposeídas en la Isla.

El impacto en el sistema de bienes y raíces de Puerto Rico promovido por Vivienda, en colaboración con la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), se fundamenta sobre la oferta del Programa de Asistencia Directa al Comprador, que inyectará a la esfera hipotecaria local $350 millones, de la Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario – Recuperación de Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés), con el fin de amplificar las posibilidades de miles de puertorriqueños bajo la categoría de ingresos bajos o moderados, para adquirir por primera vez una vivienda.

Entre los solicitantes o familias elegibles, el Programa HBA incrementará las posibilidades de comprar un primer hogar mediante una asistencia financiera que solventará los gastos de cierre y el pago inicial requerido por el financiamiento privado de una hipoteca. El Programa otorgará subvenciones de hasta $25,000 para solicitantes elegibles de ingresos bajos a moderados, y hasta $35,000 para familias elegibles de ingresos bajos y moderados y de necesidad urgente para hogares con miembros del Personal Esencial de Recuperación (CRW, por sus siglas en inglés).

El Programa reconoce que el Personal Esencial de Recuperación es clave para promover el regreso de ciudadanos que han salido de la Isla y que exigen garantías para la viabilidad de las comunidades. En estos sectores cruciales, es imprescindible contar con los recursos humanos suficientes para crear efectos multiplicadores positivos en todos los ámbitos comunitarios, ya que ofrecen seguridad pública, servicios de emergencia, educación para niños en edad escolar y atención médica en las comunidades que trabajan para recuperarse y reconstruir. Desde su lanzamiento, el Programa prioriza a las familias elegibles en las que alguno de sus integrantes es miembro del Personal Esencial de Recuperación. Este tratamiento prioritario se extenderá por los primeros 45 calendario del período de admisión de solicitudes, culminando el 31 de agosto de 2020.

HBA aborda los problemas magnificados por el paso de los huracanes Irma y María en Puerto Rico, que promovieron la emigración de ciudadanos y redujeron significativamente la cifra de propietarios de viviendas. La estabilidad financiera y los recursos disponibles para que los residentes compren su propia casa, son parámetros importantes relacionados con la voluntad de una persona o una familia para adquirir un hogar. El Programa ayuda a los residentes de Puerto Rico a adquirir una residencia, lo que aumentará la cantidad de propietarios de vivienda en las comunidades afectadas, y contribuirá a la sostenibilidad y viabilidad de las comunidades a largo plazo en toda la Isla.

En las instituciones financieras en la Isla, HBA significa la posibilidad de un aumento en las actividades de orientación para residentes que buscan comprar un hogar incentivados por los beneficios económicos que provee el Programa y en consecuencia, el posible incremento de solicitudes de hipoteca entre ciudadanos. Asímismo, para los corredores de bienes y racíces, HBA abre la puerta a una oportunidad singular de promover la adquisición de viviendas reposeídas que de otra forma permanecerían vacías.

El esfuerzo de recuperación organizado por Vivienda mediante HBA, contribuirá a la sostenibilidad y viabilidad de las comunidades a largo plazo en toda la Isla, aumentará las tasas de propietarios de viviendas, incentivará al Personal Esencial de Recuperación para que continúe viviendo en las comunidades, mejorará las oportunidades de adquisición de viviendas para familias de ingresos bajos y moderados y familias con necesidades urgentes en Puerto Rico y brindará apoyo dirigido a la sostenibilidad y viabilidad de comunidades aumentando las tasas de propietarios de vivienda en toda la Isla.

El incremento en la cantidad de residentes con vivienda propia a largo plazo tendrá efectos multiplicadores positivos en las comunidades y el apoyar al Personal Esencial de Recuperación en la adquisición de su vivienda, incentivará aún más el regreso o la permanencia de una población base.

Las personas interesadas pueden solicitar admisión al Programa de Asistencia Directa al Comprador en las instituciones financieras participantes, que continúan agregándose exponencialmente a los esfuerzos del Programa. Para ver la lista actual los ciudadanos pueden visitar el portal www.cdbg-dr.pr.gov y acceder a la sección del Programa de Asistencia al Comprador donde regularmente se actualiza el listado. Para preguntas, Vivienda y AFV han designado el correo electrónico HBA-info@afv.pr.gov y el número telefónico 1-833-234-2324.