(San Juan, P.R.) – Para aumentar significativamente las tasas de éxito de la comunidad empresarial en Puerto Rico, el Departamento de la Vivienda (DV) lanzó del Programa de Incubadoras y Aceleradoras para Pequeñas Empresas (SBIA, por sus siglas en inglés).

Debido a la emergencia por la amenaza del COVID-19, el programa se encuentra disponible para recibir solicitudes a través de www.cdbg-dr.pr.gov (https://www.cdbg-dr.pr.gov/) o el 1-833-234-2324.

“La seguridad y bienestar de los ciudadanos es sin duda nuestra prioridad en estos momentos. El trabajo de reconstrucción de la Isla no puede detenerse. Es por esto, y conforme a la Orden Ejecutiva 2020-023 que emitió la gobernadora Wanda Vázquez Garced, nuestro personal analizará las solicitudes de manera remota”, explicó el secretario del DV, Luis C. Fernández Trinchet.

Se informó que el SBIA subvenciona organizaciones que puedan operar o desarrollar incubadoras o aceleradoras para pequeñas empresas. Esas entidades pueden ser organizaciones sin fines de lucro u organizaciones de desarrollo comunitario, instituciones públicas de educación superior y agencias administrativas o departamentos del Gobierno de Puerto Rico.

El programa pretende, mediante estas organizaciones, proveer asistencia técnica, costos operacionales y de servicios de arquitectura, ingeniería y diseño relacionados a la construcción para rehabilitar incubadoras y aceleradoras.

La iniciativa –parte del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés)– también apoyará el crecimiento y éxito de las nuevas empresas y negocios en las primeras etapas de operación.

“Como respuesta a la situación de desempleo posterior a la tormenta, Puerto Rico reconoce que una combinación de ideas, talento, capital, cultura de apertura y colaboración son vitales para fomentar un ecosistema innovador de desarrollo empresarial que impulse la recuperación a largo plazo”, manifestó el secretario.

El funcionario también sostuvo que “la fuerte correlación entre el espíritu empresarial y su capacidad para impulsar la innovación económica, el crecimiento del empleo, la productividad y la acumulación de riqueza dentro de las comunidades es un área de necesidad insatisfecha. Estos fondos llegan para aumentar e impulsar esos vacíos de desarrollo socioeconómico de nuestra Isla”.

Los solicitantes al programa SBIA podrían beneficiarse mediante una de dos opciones.

Por una parte, el programa incluye asistencia técnica para desarrollar negocios relacionados con la incubación o aceleración de pequeñas y nuevas empresas y actividades asociadas.

La ayuda técnica que proveerá el programa hilvana conceptos básicos de negocios, emprendimiento, comercialización, gestión financiera, etiqueta de negocios, cumplimiento normativo, mercadeo, habilidades de presentación, planificación empresarial, planes y estrategias de divulgación, desarrollo cooperativo o sin fines de lucro y desarrollo de negocios.

Por otro lado, está la asistencia técnica atada a la opción de construcción. Esta alternativa conlleva renovar o construir un espacio de incubación o aceleración y la programación asociada que acaecerá en las instalaciones. Esta opción se desarrollará una vez termine la emergencia.

Algunos ejemplos abarcan oficinas de trabajo o recursos compartidos, espacio de trabajo asequible y recursos físicos para que el espacio sea funcional desarrollar y operar pequeñas empresas, espacios de investigación o fabricación, instalaciones de diseño en computadoras (CAD, por sus siglas en inglés), cocinas industriales, espacios de investigación y desarrollo (I+D) de tecnología acuática o agrícola, laboratorios de biotécnica o química y los I+D de tecnología de energía verde y renovable.